Conservas

Conservas

La conserva es la elaboración de diferentes tipos de alimentos para que puedan soportar largos periodos de conservación en perfecto estado.

Para lograr esto, se necesita paralizar o ralentizar el crecimiento de pasto, hongos, bacterias, gérmenes y levaduras, entre otros microorganismos responsables de la descomposición de los alimentos.

Los diferentes métodos de conservación también ralentizan la oxidación de las grasas, previniendo que se pongan rancios.

Mostrando 1–16 de 22 resultados

Paté de Perdiz

100gr

Jaén
1,99

Surimi de Angula

300gr

Navarra
2,75

Beneficios de las conservas

Las conservas son realmente versátiles. Puedes comprarlas con plena seguridad de que siempre estarán en buen estado para su consumo, de manera que pueden ser muy prácticas.

Las conservas tienen muchos beneficios que van más allá de sus sabores desconocidos para nuestro paladar, estas son algunas de ellas:

  • Aunque parezca increíble los alimentos conservados como conservas mantienen todas sus propiedades

Los productos comercializados como conserva mantienen todas sus propiedades, tal y como si se tratase de un vegetal, carne o fruta fresca. A pesar de que pasan por un proceso de esterilización para asegurar la conservación, este no representa ninguna pérdida de propiedades para los alimentos conservados.

  • No se usan conservantes artificiales

La mayoría de las conservas no requieren de conservantes artificiales, por lo que pueden ofrecer una experiencia totalmente sana y exquisita al paladar.

  • Son baratas

Las conservas suelen ser más baratas que los productos de supermercado, además ofrecen una excelente calidad por su precio.

Conservas de pescado

El pescado enlatado no tiene por qué ser un alimento poco fresco, si se envasa correctamente y pasa por un proceso de conservación perfecto, este puede convertirse en un producto tan fresco como cualquier otro. Afortunadamente, España tiene una tradición para la creación de conservas de pescado de alta calidad.

Los pescados conservados pueden ser consumidos en cualquier momento, conservados fuera del congelador y también pueden tener las mismas propiedades alimenticias que un pescado fresco recién hecho. Esto es gracias a los procesos por los cuales es pasado para lograr un resultado tan formidable.

Las conservas más populares son las de atún claro y mejillones, los cuales son realmente deliciosos.

Conservas vegetales

Las conservas de vegetales suelen ser una de las favoritas de los españoles puesto que pueden durar en perfecto estado incluso años. Las conservas vegetales conservan casi las mismas cualidades de los vegetales frescos, solo que estas estarán listas para ti en cualquier momento o circunstancia.

Para lograr este milagro son cosechadas e inmediatamente envasadas, justo durante su tiempo perfecto en cuanto a maduración.

Esto es muy importante, ya que al envasarlas cuando están listas para ser preparadas hacen que la mayoría de vitamina C, betacaroteno y vitamina B9 esté disponible para nuestro organismo, entre otros nutrientes importantes.

Patés y otras conservas

Existen un gran número de conservas en el mercado gracias a que prácticamente cualquier alimento puede ser conservado y comercializado como conserva.

Entre los alimentos clasificados para “destapar y comer” están los patés, los cuales son mezclas listas para untar.

El paté se encuentra elaborado con grasa, hígado, carne picada junto a un gran número de especies y un toque especial de vino. Por supuesto, existen patés veganos y vegetarianos.