Comparte

El jamón: ¿cortado a máquina o a cuchillo?

Todas las etapas de producción del jamón son importantes y por eso un mal resultado final podría estropear todo el trabajo. Para que esto no te ocurra, te explicamos la diferencia entre cortar el jamón a mano o a máquina. 

El loncheado del jamón es igual de importante que cualquier otro proceso ya que de no hacerse bien podría acabar con matices del producto. Sin embargo, las diferencias para todo el mundo pasan inadvertidas.

Diferencia entre un jamón cortado a cuchillo o a máquina

Probablemente, al comer el jamón no logremos identificar cómo fue cortado. Sin embargo, y según los entendidos, la manera en que se corta el jamón le agrega valor y exalta su sabor al degustarlo.

Cortar el jamón a cuchillo es una labor artesanal y ancestral que implica pericia, paciencia y un profundo amor y compromiso con el oficio y con el producto. Por eso, el maestro jamonero es quién lo debe cortar. Las diferencias entre cortar el jamón a mano o con la máquina son muchas.

Diferencias entre el jamón cortado a mano o a máquina

A mano:

  • Cuando consumimos jamón cortado a cuchillo tenemos la oportunidad de saborear las mejores porciones de todo el jamón, percibiendo así los sabores propios de cada parte de la pieza como la maza, contra maza, babilla y jarrete.
  • Como el jamón se corta en dirección a la fibra o veta se logran lonchas más largas y uniformes.
  • Al cortar con cuchillo se hacen incisiones más pequeñas. 
  • Se evita que el jamón se caliente con la fricción de la máquina y pierda cualidades.Es un proceso artesanal que nos obliga a detenernos un momento y observar, oler e incluso conversar mientras participamos junto al maestro jamonero.

A maquina:

  • Sin duda alguna comprar jamón cortado a máquina es mucho más rápido y las lonchas son definitivamente más parejas.
  • Es sumamente útil cuando lo necesitamos para presentarlo en platos para eventos con una importante cantidad de comensales.

¿De qué tipo de corte hay que huir?

Hay que huir de los cortes que son perfectamente homogéneos en tamaño, grosor y veta, porque esto solo quiere decir que el jamón fue moldeado y congelado para luego laminarlo.

¿Por qué a mano?

Porque a través del proceso del corte el maestro jamonero encuentra la forma de hacer brillar cada parte de este producto de altísima calidad.

Lo corta con pericia, deslizando el cuchillo en dirección a la fibra, haciendo, si es necesario, pequeños cortes que solo logran resaltar su sabor y haciendo que esa deliciosa grasa se derrita en nuestras bocas.

Por qué cortar el jamón a mano

¿Por qué a máquina?

Porque es una manera válida de llevar a nuestras mesas un producto de excelente calidad, cortado de manera rápida y pareja.

¿Hay realmente diferencias entre el jamón cortado a cuchillo o a máquina?

Sí, alomejor no para nosotros como comensales, pero sí para los profesionales. La diferencia está en la energía que se transmite al producto al momento del corte; recordemos que cortar jamón es un arte y por lo tanto infunde en el producto el amor con el que se hace.

Se cortan lonchas lo suficientemente gruesas para que se perciba el color y el sabor y lo suficientemente finas como para que pueda verse a través de él y que al probarlo la grasa se derrita en nuestras bocas mágicamente.

Procedencia de los jamones de Cebo

Al abrir un paquete de jamón recién cortado lo primero que hacemos, además de verlo, es acercarlo a nuestras caras y aspiramos ese maravilloso olor que nos habla de la forma en que fue criado y alimentado el animal, del curado y del servido.

Ahora que ya sabes en qué se diferencia, ¿cómo lo vas a comprar? Sea como sea, adquiere el tuyo en SuJamón.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *